Más sobre mí


Soy Mariu Moreno, me podés encontrar también en Linked In, Twitter, Wordpress.
Seguí a El último verso ha muerto en Facebook.

jueves, 28 de febrero de 2013

#28

todas las emociones en la mesada
tienen aroma a carne al horno, salsa bolognesa, pasta.



miércoles, 27 de febrero de 2013

martes, 26 de febrero de 2013

lunes, 25 de febrero de 2013

domingo, 24 de febrero de 2013

sábado, 23 de febrero de 2013

viernes, 22 de febrero de 2013

#22

El Genji Monogatari me hunde en el sillón del living-
afuera, el calor arrecia.

jueves, 21 de febrero de 2013

#21

revolea la varita mágica
mientras baila el hada turquesa
en la estación de Belgrano

miércoles, 20 de febrero de 2013

martes, 19 de febrero de 2013

#19

arde el sol en la ciudad-
coima en el bolsillo del uniforme azul-
embotellamiento.

domingo, 17 de febrero de 2013

sábado, 16 de febrero de 2013

#16

el joven toca el timbre y algo le dice
ella responde sólo con mejillas coloradas
la próxima parada desciende

viernes, 15 de febrero de 2013

jueves, 14 de febrero de 2013

#14

en el puerto se mecen los barcos
la lluvia vuelve al mar-
los pescadores alistan las redes

martes, 12 de febrero de 2013

#12

El Paraná acaricia las raíces de los sauces
en su avance imperturbable y marrón
pero yo soy las islas.

lunes, 11 de febrero de 2013

domingo, 10 de febrero de 2013

viernes, 8 de febrero de 2013

jueves, 7 de febrero de 2013

#7


Hora de la leche.
Ya no están los niños, pero
los oigo discutir frente a sus tazones de cereal.

miércoles, 6 de febrero de 2013

martes, 5 de febrero de 2013

lunes, 4 de febrero de 2013

#4

pan quemado, dulce de leche y pasta dental
las especias de la mañana en las yemas de mis dedos

domingo, 3 de febrero de 2013

#3

Queso.

guantes blancos, casaca,
pantalón azul con raya roja,
botas negras de caña alta-
queso granadero.

sábado, 2 de febrero de 2013

#2

Huevos.

huevos pasados por agua, en un pollito de cerámica
huevos rotos, hinchados, inflados
crecientemente reclamados y ausentes

viernes, 1 de febrero de 2013

#1

NaHAiWriMo y una consigna inviable.
Comida, pasta. Imposible.
Sólo la pasta del aire que hoy no hacía más que retorcerse lentamente sobre nosotros
como si fuéramos tenedores humanos, pinchudos y relucientes
ardientes, intocables, bajo el sol impiadoso.
Esa es la única pasta de hoy.

Pasta
tenedores imbesables
en el desierto de cemento.