Más sobre mí


Soy Mariu Moreno, me podés encontrar también en Linked In, Twitter, Wordpress.
Seguí a El último verso ha muerto en Facebook.

martes, 13 de noviembre de 2012

Regresar

No importa de qué mejor lugar
pueda regresar-
la sutil e indescriptible mezcla de aromas
me hace sentir agradecida.

miércoles, 7 de noviembre de 2012

la esencia de tu piel
eterna en los labios, en la nariz
es mi privilegio

martes, 30 de octubre de 2012

domingo, 23 de septiembre de 2012

Perfume

Llego a casa después de un año.
Mi hermana me espera,
perfume de asado en su cabello.

sábado, 25 de agosto de 2012

Cocai


Little fingered faltering hungarian dance
white moustache kiss, robust hug-
tea is served.

sábado, 18 de agosto de 2012

Cocai


Una danza húngara tembleque entre dedos pequeños
beso de bigote blanco, abrazo robusto-
la merienda está servida.

martes, 24 de julio de 2012

Clase de historia del arte fallida.


En nuestra visita al museo El Prado, nos detuvimos frente a El Jardín de las Delicias, el famoso tríptico de El Bosco. 

Los niños miraban las escenas en la tabla central con suspicacia. Es el mundo del pecado, todas las personas que no se comportan como es debido, les dije


Felipe me miró de reojo, quizás porque se sintió identificado. ¿Y las tablas de los costados?

Mi mente no adiestrada en cursos del arte buscaba respuestas. Intuyendo aunque dudando de la comprensión acertada del carácter moralista de la obra y aprovechando la ocasión para aleccionar a los niños sobre las consecuencias de sus actos, les dije que a la izquierda estaba el paraíso y a la derecha el infierno.
Ambos a la misma distancia de las personas en la tabla del medio, si estas se corrigen en su accionar, podrían acceder al paraíso. En caso contrario, irían al infierno.

Claro, dijo Malena y me miró asintiendo con la sonrisa triunfante de una niña con pocos castigos en su haber. Felipe miró un instante más la obra y al darse vuelta me dijo con rostro serio.

Sí, pero ¿viste que en el infierno está lleno de gente y en el paraíso hay sólo tres personas?

Malena le azotó una respuesta censuradora inmediatamente. Yo tuve que darles la espalda para que no me vean aguantarme la risa.

domingo, 22 de julio de 2012

beso tu piel flor de jabón
temblorosa
al motor de los ronquidos

miércoles, 4 de julio de 2012

La vergüenza de un país


Hoy mis efectos personales se reducen a una denuncia policial y unos billetes que me dio mi pareja. Ayer, vestida de harto uniforme de pantalón gris y pullover negro, era una trabajadora ordinaria que recién concluía su jornada laboral.

No lucía joya alguna, ni anillo, pulsera, aros, collar, absolutamente nada. No llevaba artículo de moda, cartera llamativa, todo lo contrario, llevaba cruzado el tradicional bolso promocional de lona azul de un congreso al que asistí el año pasado. En su interior, objetos invaluables para mí, irrepetibles, sencillamente únicos, tan poca cosa para cualquiera que no oso mencionarlos.

También llevaba el celular de la empresa y el mío, tickets de descuento de la tienda favorita de mi hija, fotos, tarjetas personales de gente a la que conocí en los últimos tiempos, además por supuesto de la billetera con documentación completa.

Cuando era chica nunca daba valor a los objetos materiales, hasta que aprendí que sí tienen un valor; el simbólico, porque todo objeto representa una realidad, un momento, una persona. algo.

Un niño por quien el estado paga a su madre una suma en concepto de asignación por hijo en concepto de absolutamente nada, con dinero tomado del fondo de jubilados me asaltó arma en mano. Me resistí, luego vi el arma, fin de la historia.

Todos me consuelan diciendo que no fue nada, que lo más importante es que estoy bien de salud. Es decir, que no me hirió, que no me mató.

Tengo que conformarme por no estar herida o muerta, pero no puedo, porque ese niño armado me arrebató de mi identidad literal y culturalmente, porque no puedo evitar sentir vergüenza por un país en llamas que sólo tiene una culpable.

Mi hermano y su familia viven en el exterior. Ellos extrañan, naturalmente, estar con su gente querida. Pero el precio es altísimo.

Los episodios de delincuencia se suceden a una velocidad abrumadora, se acercan a nuestras vidas, tanto que tarde o temprano nos ocurre a nosotros mismos, es una realidad inexorable que vivimos. 

Qué vergüenza ser argentino.

sábado, 14 de abril de 2012

El idilio

Mi vida es mi ombligo. Mi ombligo es mi vida, no hay nada más.

La gente habla, pero el eco de mis pensamientos, de las palabras en mi mente es más veloz, más poderoso y relevante.
La gente pasa, pero mi sombra me atrapa, me hechiza; es un juego fascinante. Tal como mis pasos en la acera, el ritmo de mis pies es magnífico, no se compara con mirar hacia el cielo.

Mi vida es sensacional. Cada día me descubro más y me asombro ante la maravilla de mis cualidades, reacciones, de mis pensamientos; todo es tan excitante. No encuentro par que logre deslumbrarme como lo hago yo.

Sí, mi vida es mi ombligo, pero es un ombligo espléndido. Es que causo sensación en los demás. Soy tan estupenda que no hay quien no se enamore de mí. Soy exactamente lo que yo esperaría de otro que sea.

Y ni hablar de mis logros, porque son la consecuencia obvia de mi impresionante desempeño en todo lo que emprendo, sumado a mi carisma, simpatía, chispa, encanto.

Es obvio que sucesos maravillosos ocurran en mi vida: yo merezco el éxito. Quien no lo logra, es porque no tiene como yo lo que se debe tener, porque no hace como yo lo que se debe hacer, porque no provoca como yo lo que es necesario provocar en los otros.

Los vulgares atribuyen el éxito ajeno a la suerte. No siento pena por ellos, porque cada uno cosecha lo que siembra.

En mi ombligo encontré un camino serpenteante hacia mi interior. Recorrerlo es el viaje más extraordinario que alguien puede emprender.

Me siento plena y radiante, la dicha es mía, porque vivo el romance más ardiente de mi vida.

lunes, 26 de marzo de 2012

La baldufa

Te gusta jugar con el trompo, eh? le dije a Aleix

¿Te refieres a la peonza? inquirió la madre

El niño tomó el juguete, y con mirada didáctica nos enseñó suavemente

Baldufa.

martes, 20 de marzo de 2012

Canción para Toto

Verás que un día te escribiré una canción
para vos también.
Saldrá de una taza mágica de té,
al beberlo nos volverá invisibles, qué bo.
Tu nombre será la clave,
ya verás qué linda suena.

lunes, 19 de marzo de 2012

el Carcarañá
serpentea la flor de nuestro abrazo
¿canjeaste el otoño por primavera? ¿o es al revés?

lunes, 12 de marzo de 2012

No hay silencio
ni de noche ni de día.
¿Cuándo se detendrán las cigarras?

domingo, 11 de marzo de 2012

sábado, 10 de marzo de 2012

Siesta en Zona Sur

zumbido de una moto
rugido lento, motores de aires acondicionados vetustos
Valeria Lynch a lo lejos

miércoles, 29 de febrero de 2012

#29

termina NaHaiWriMo
guardo los útiles nuevos en las mochilas
plancho los uniformes escolares

martes, 28 de febrero de 2012

lunes, 27 de febrero de 2012

domingo, 26 de febrero de 2012

#26

tras las persianas cerradas
aparece un dúo de zorzal y chicharra
al detenerse la cortadora de césped

sábado, 25 de febrero de 2012

viernes, 24 de febrero de 2012

jueves, 23 de febrero de 2012

miércoles, 22 de febrero de 2012

martes, 21 de febrero de 2012

lunes, 20 de febrero de 2012

#20

ella duerme sentada
al lado de la cama de hospital-
el suero gotea lentamente

domingo, 19 de febrero de 2012

#19

Veo el arroyo correr.
¿cómo no usar cicatrizante?
Es él o la eternidad.

(Tributo a Andrés Calamaro)

sábado, 18 de febrero de 2012

#18

entredormida recibo
el aire de la madrugada y el canto de un ave:
despertador.

jueves, 16 de febrero de 2012

miércoles, 15 de febrero de 2012

#15

solo en San Valentín
lame la cerradura de una caja de hierro
locamente enamorado

(Tributo a Oliverio Girondo)

martes, 14 de febrero de 2012

domingo, 12 de febrero de 2012

sábado, 11 de febrero de 2012

viernes, 10 de febrero de 2012

jueves, 9 de febrero de 2012

miércoles, 8 de febrero de 2012

lunes, 6 de febrero de 2012

domingo, 5 de febrero de 2012

sábado, 4 de febrero de 2012

viernes, 3 de febrero de 2012

jueves, 2 de febrero de 2012

miércoles, 1 de febrero de 2012

domingo, 29 de enero de 2012

Uruguay




País de eucalipto y mejillón
tierra de monte,
de verdeazul.

Tu aroma salado,
tu sol suicida,
tu sonido a canto de gaviotas
se asoman entre las pecas de mi piel.

Mis pies descalzos
tienen pegado el caminar lento
en la arena gruesa
en la arena fina
firme, blanda.

Mi boca tiene tu mar
a fuerza de revolcones bravos,
la mirada que guarda el infinito
de la arena que se pierde
y se confunde en la distancia
con la bruma.

Tengo una ballena y un camello
brincando en mi estómago,
un camino recto y serpenteante
por un campo de fardos
con perfume a zorrillo.

Me diste un poema en las hamacas
bajo los pinos con las cotorras
al canto de cigarra.

Me das un poema con cada solana de bienvenida
con cada aurora y crepúsculo de mar.

Tengo la ciudadanía poética
de una tierra adoptiva;
la llevo de equipaje donde voy
indetectable en las migraciones.

viernes, 13 de enero de 2012