Más sobre mí


Soy Mariu Moreno, me podés encontrar también en Linked In, Twitter, Wordpress.
Seguí a El último verso ha muerto en Facebook.

miércoles, 2 de septiembre de 2009

Tus rejas (a 3 años)

Sin ansiedades
sin ondular las aguas de mi lago
tan quieta que pensaba profundamente en mi respiración, así te esperaba.

Viniste desde el oeste
paso enérgico
sonrisa con dientes
mochila en un hombro
llaves en mano
un gesto y una palabra
que pronunciaste desde lejos al vernos.

Algunos escucharon
nos miraron
pero pasamos inadvertidos.

Y ya no escuché cantar a ningún pájaro.

Las aguas de mi lago latieron risueñas.

Estaba lista
y nos fuimos hacia el sur.
No podía esperar a llegar.
Sabía que cuando ocurriera, perderíamos la cuenta.

“Cruzá la avenida y seguí”, dijiste.
Sospeché.
Seguí tu juego.

Te pedí algo
algo que te encendió.
Estaba relajada
mientras conducía
reía en mi interior.

Bromeaste
reímos los dos.

Hablamos
de lo que ya habíamos hablado antes
y luego
te pedí que me mostraras tus rejas
que por supuesto no sabías dónde estaban.

Las buscaste
mucho más tiempo de lo que yo las hubiera buscado en vano
antes de que me tomaras por la cintura.
Las rejas no estaban.

Pero yo estaba allí
sobre tu pierna
ardiendo de deseo
hasta que me besaste con coordinación perfecta.

Y sin las jaulas de tu tipografía perdida
en la libertad total de tu cuerpo y el mío
dejamos de ser lo que éramos
para ser lo que luego seríamos.